Tradiciones del Camino de Santiago


Tradiciones del Camino de Santiago

Muchos son los que quieren hacer el Camino de Santiago, muchos son los que andan, viven y disfrutan del camino, y muchos son las vertientes o ramificaciones del camino.

Hoy quiero escribir sobre una tradición que muchos peregrinos desconocen, y es la “piedra” de la  Cruz de Ferro del puerto de Foncebadón (León). Poco antes de llegar a la Cruz de Ferro, pasamos por  el bonito pueblo de Rabanal del Camino, y ahí comienza una subida de 5 Km un poquito exigentes  para el peregrino, pero que al llegar a la cima no te arrepientes del esfuerzo realizado. Y de pronto te encuentras con un erguido poste de 5 metros sobre una montaña de pequeñas piedras y en lo alto una pequeña cruz de hierro oxidada. Todas esas pequeñas piedras han sido puestas una a una por los millones peregrinos que durante siglos han ido transportando en sus mochilas, zurrones, morrales, alforjas, talegos…. desde el lugar de origen.

Rabanal del Camino

Rabanal del Camino

Esta costumbre cristiana se basa en la idea de desprenderse de todo lo maligno, lo impuro que hay en nosotros, véase el pecado. Pero las raíces de este lugar y de la tradición que ha generado es mucho más antigua, y tiene sus orígenes en el miedo ancestral al más allá y a los espíritus de los muertos.

Estos pagos eran conocidos como los Montes de Mercurio, precisamente porque ya se practicaba la costumbre de realizar amontonamientos de piedras, principalmente en las encrucijadas. En época romana, los cruces de caminos se consideraban moradas de los espíritus de los difuntos, donde habitaban los Dioses manes. Se tenía la creencia de que estos dioses reclamaban de forma continua almas para apaciguar su ánimo, por lo que el viajero que atravesaba estos lugares estratégicos corría serio peligro de contraer una enfermedad mortal o sufrir un accidente que diese con su muerte. Para evitarlo, se podía sacrificar un animal o entregar una piedra, pues ambas cosas estaban provistas de almas con el mismo valor y significación.  El peregrino aportaba su piedra al montón, con objeto de garantizarse cierta protección en la travesía, a modo de ofrenda a los dioses.

Así que ya sabéis, si vais hacer el Camino Francés (el mas conocido de todos) del Camino de Santiago, meter una pequeña piedra de vuestro pueblo y dejarla en la cruz, apaciguareis a los dioses y a la vez un poquito de vosotros y vuestro pueblo estará durante siglos en este lugar.

Todos los peregrinos que presenten la COMPOSTELANA en la Cafetería Mayri , se les invitará a un buen vino y una mejor tapa, al peregrin@ y a su pareja.

Enlaces de interés, si estáis pensando en hacer el Camino de Santiago:

http://caminodesantiago.consumer.es/

http://www.gronze.com/

Libros de interés en la Librería Hilando Libros :

Dedicado a todos los amigos que encontré y peregrinos que conoceré

 

peregrinos Mayri

 

 

 

 

 

Hay 1 comentario

Add yours